«Si se pierde la protección inmune y los cuidados puede haber rebrote»

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, se refirió al resurgimiento del coronavirus en Europa y trazó un paralelismo con lo que sucede en Argentina.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, recordó que «la pandemia no ha terminado en el mundo, ni en Argentina, ni en la Ciudad» de Buenos Aires, y advirtió que el coronavirus ha demostrado en otros países que en la medida que se pierdan «las dos grandes barreras que es la protección inmune y el uso de barbijos y ventilación» puede haber rebrotes.

«Sabemos las líneas generales del comportamiento de la pandemia porque Europa nos anticipa, pero cada una de las olas que van viniendo encuentran situaciones epidemiológicas diferentes en cada lugar», sostuvo Quirós en su habitual conferencia de prensa de los jueves.

«Entonces las proyecciones iniciales que se hacían en base a lo que pasaba en Europa y que luego iba a suceder acá empiezan a separarse cuando comienzan dos situaciones: la tasa natural de contagio y la tasa de vacunación al momento de ingreso de las variantes», agregó.

Quirós recordó que «cuando ingresó la variante Delta en Sudamérica la población estaba relativamente más vacunada que cuando ingresó en Europa; de modo que dado que los escenarios de inmunidad natural y adquirida son diferentes es difícil hacer proyecciones».

Sin embargo, alertó que lo que sí puede observarse es que frente a «la variante Delta, dado que tiene una alta tasa de contagiosidad en escenarios donde se pierden las dos grandes barreras que son el grado de protección inmune logrado por las vacunas por un lado y el uso de barbijo y la ventilación por el otro, los países demostraron que pueden rebrotar los casos».

Quirós señaló que esto sucedió cuando se perdió uno de los dos instrumentos (inmunidad o cuidados) o cuando debilitaron ambos, e indicó que «igual los casos son más leves, no es la pandemia como la que hemos vivido». El 88% de la población porteña que comenzó con el esquema de vacunación contra coronavirus, y el 76% tiene la dos dosis.

 

El ministro informó que ya recibieron la dosis adicional 86.451 personas inmunosuprimidas y mayores de 50 años que habían sido vacunadas con Sinopharm. También resaltó que se aplicaron 28.943 dosis de refuerzo, que Quirós precisó que es para protección del año próximo, e informó que esta aplicación se intensificará el fin de semana en el personal de salud y mayores de 70 años que ya lleven seis meses desde la segunda dosis.

En la actualidad se reportan un promedio de 200 nuevos casos de coronavirus diarios en la Ciudad de Buenos Aires. Quirós señaló además que, frente a la proximidad del verano, es muy importante evitar que se acumule agua para evitar la reproducción del mosquito que causa el dengue (Aedes aegypti).