Se recalienta la interna en la UCR con chicanas y pases de factura

Tras el quiebre del bloque en la Cámara de Diputados, la interna en la Unión Cívica Radical (UCR) suma capítulos con chicanas y pases de facturas. “Parecemos el kirchnerismo, que lo único que queremos es volver y volver iguales”, dijo el diputado Emiliano Yacobitti, uno de los líderes de la nueva bancada, en clara referencia a Mario Negri, a quien le disputan el liderazgo.

Ayer, el sector del radicalismo que responde al senador Martín Lousteau anunció la ruptura del bloque radical en diputados y la creación de la bancada UCR-Evolución dentro de Juntos por el Cambio. El jefe del nuevo bloque será Rodrigo De Loredo, quien acompañó a Luis Juez en la interna cordobesa que se impuso sobre Mario Negri.

Tras las repercusiones del quiebre, Yacobitti dijo que la gente no votó para que “la misma persona centralice todas las voces desde 2015 hasta ahora″ y deslizó: “Los que dicen que somos funcionales al jefe de Gobierno siempre fueron funcionales a (Mauricio) Macri”.

“Parecemos el kirchnerismo, que lo único que queremos es volver y volver iguales”, deslizó hoy, en una clara chicana a Negri, quien comanda la fracción mayoritaria de la que se escindieron ayer.

Así intentó explicar que, según su entender, los argentinos optaron en las urnas por las nuevas caras de la fuerza y que esa renovación tiene que verse plasmada en las representaciones. “Las personas que conducen los bloques no pueden ser las mismas, por lo menos en el radicalismo, la misma persona centralizando todas las voces desde el 2015 hasta ahora, la gente no votó eso”, planteó en alusión a Negri en Radio La Red.

Sobre la tensa reunión en la sede del Comité Nacional de la UCR, donde se vieron las caras el gobernador jujeño, Gerardo Morales, y el senador Martín Lousteau (las dos vertientes en tensión), Yacobitti confirmó que hubo cruces verbales, pero descartó un encontronazo físico entre ambos. “Discutieron, pero que casi se agarraran a las piñas, para nada. No terminó bien porque discutieron”, comentó.

“Es lógico que haya ese tipo de discusiones, pasa en todos los espacios políticos, en las empresas, cuando uno juega al fútbol con amigos… Y esa fue una reunión de amigos, no fue una reunión a puertas abiertas, ni nada. Sí hubo un nivel de tensión muy grande producto de que nosotros estamos planteando que necesitamos una renovación dentro de las autoridades de la Cámara”, dijo en declaraciones a El Destape.

Por otra parte, indicó que no está “enojado” con el diputado electo Facundo Manes, quien se quedó en la facción que lidera Negri, y tal como hizo Martín Tetaz ayer, expresó que el neurocientífico podría haber sido una figura unificadora. “Facundo tendrá sus razones. Ojalá ese espacio lo hubiese puesto de vocero a Facundo y estábamos todos juntos ahí adentro. Hay que poder tener cierta flexibilidad a la hora de elegir quiénes van a ser los voceros”, consideró. Y en cuanto a esto último, también dijo: “Mario Negri hace que se terminen concentrando otra vez todas las voces en el él y nosotros no creemos que eso sea lo adecuado”.

Incluso, se refirió a la última elección legislativa en Córdoba, cuando Negri perdió contra Luis Juez en la interna para el Senado y Rodrigo de Loredo, que presidirá UCR-Evolución e integraba la fuerza de Juez, se impuso en Diputados. “Encima, (Negri) eligió competir en este turno electoral, ganó Rodrigo, viene como diputado… Decirle que va a tener mayor visibilidad en el Congreso la persona a la que él le ganó no suena lógico”, creyó Yacobitti.

No obstante, y como otros radicales que hablaron en las últimas horas, descartó de lleno una ruptura en Juntos por el Cambio (JxC). “Nadie en JxC duda que tenemos que estar juntos, a nadie se le ocurre pasar la barrera de JxC, es lo que vota la gente”, manifestó.

Del mismo modo se expresó De Loredo, quien será el jefe de la nueva bancada. “Si algo está en claro es que la unidad de Juntos por el Cambio está garantizada, ese es un mandato que tenemos todos los diputados radicales”. Y en una entrevista con el portal Infobae pidió bajarle el “dramatismo” a la discusión. No obstante, señaló: “No puede ser que los que pierdan conduzcan y los que ganen acompañen”, en relación a la situación de Negri.