El justicialismo se quedó con la mayoría en el Senado de la Provincia

Con 26 representantes contra 20 del oficialismo, Juntos controló desde el arranque de la gestión de Axel Kicillof la estratégica Cámara alta. Pero a partir del 10 de diciembre se dará vuelta la taba, ya que con los resultados de ayer, ambas bancadas quedarán en 23 representantes. Ese escenario beneficia claramente al Frente de Todos, ya que en el caso de empate, la que deberá inclinar la balanza es la vicegobernadora Verónica Magario.
Este cambio de escenario se debe a que el Frente de Todos mejoró en tres de las cuatro secciones donde se eligen senadores. Tanto en la Primera (norte y oeste del Conurbano), Cuarta (noroeste) y Séptima (centro bonaerense), el oficialismo logró arrebatarle bancas a Juntos. En la Primera, con los resultados de las Primarias se anticipaba un reparto de 5-3 en favor de Juntos. Pero de acuerdo al conteo provisorio, de las 8 bancas a repartir quedarán 4 para Juntos y 4 para el Frente de Todos.
En la Séptima, en tanto, el Frente de Todos alcanzó a superar por muy poco el 33,33% exigido como piso para colar uno de los 3 senadores que elige la sección. Juntos, que aspiraba a quedarse con los tres legisladores en juego, deberá contentarse con dos bancas. La restante quedará para el peronista ex intendente de Bolívar, Eduardo Bali Bucca.
En la Cuarta, en tanto, se mantiene el mismo reparto que habían anticipado las Primarias, con 4 senadores para Juntos y 3 para el Frente de Todos. De todos modos, respecto a las elecciones de hace cuatro años, la oposición pierde una banca, ya que ponía en juego 5 contra dos del oficialismo.
En el caso de la Quinta (sudeste bonaerense), Juntos se quedará con 3 de los 5 senadores en juego, y el Frente de Todos con los otros dos. De esta forma, no cambia la distribución que se había registrado hace cuatro años.
De esta forma, el Frente de Todos quedará con 23 senadores y los otros 23 serán de Juntos.
Respecto de la Cámara de Diputados, Juntos se transformará en primera minoría luego de que se registraran algunos resultados sorpresivos, con 43 diputados de Juntos contra los 42 de Frente de Todos.
El economista José Luis Espert colaba tres diputados y dos el Frente de Izquierda. De esta forma, el peronismo se verá obligado a negociar para conservar la presidencia de la Cámara
Uno de las sorpresas se registró en la Tercera sección electoral donde Avanza Libertad, el sector de José Luis Espert se quedó con dos diputados. Como pasó el piso del 5,5 por ciento de los votos, se los terminó quitando al Frente de Todos.
El dato saliente es que se quedó afuera el vicepresidente de la Cámara, Facundo Tignanelli, uno de los lugartenientes de Máximo Kirchner.
En la Tercera la distribución sería 8 bancas para el oficialismo, 6 para Juntos, dos para Avanza Libertad y dos para la Izquierda.
El otro resultado que no aparecía en los planes fue el que se registró en La Plata. Juntos analizaba quedarse con cuatro de los seis diputados en juego, pero en Frente de Todos pasó el 33,66 por ciento de los votos y terminó quedándose con el tercer legislador.
La tercera sorpresa llegó desde la Sexta sección (sudoeste bonaerense), donde Avanza Libertad llegó al piso y le terminó quitando un diputado a Juntos. El que ingresó por el sector del Espert fue el ex diputado provincial Guillermo Castello, quien pasara por las filas de Lilita Carrió.
En el caso de la sección Segunda (distritos del noroeste provincial), Juntos ratificó supremacías y obtuvo 7 de las 11 bancas que estaban en juego. Las cuatro restantes quedaron para el Frente de Todos.
De esta forma, la Legislatura quedará con un poder repartido. En el caso del Senado, si bien mejoró la situación del Frente de Todos, no tendrá quórum para sesionar y deberá negociarlo con la oposición.
En relación a la Cámara de Diputados, el Frente de Todos quedará expuesto a negociar. Con 42 diputados propios, podría sumar a sus aliados de los bloques 17 de Noviembre y del Partido Fe. Pero ni aún sí estaría en condiciones de llegar a los 47 requeridos para formar quórum.
La otra incógnita que sobrevuela ahora el escenario de la Cámara baja es si Juntos buscará acuerdos para quedarse con la presidencia por ser la primera minoría con 43 representantes. Es un debate interno que empezará esta semana y que la oposición todavía no se dio.
En ese fuerte equilibrio, habrá que ver qué posiciones adopta la nueva bancada de José Luis Espert que, con tres representantes, podría ser determinante en medio de tan fuerte paridad
De una u otra forma, la Legislatura quedó con un fuerte poder repartido y frente a un escenario en el que se requerirá arribar a consensos para sacar leyes.